MexicoUSAItalyFrench

México tiene una gran importancia comercial en varios países de Sudamérica, por otro lado, también se han visto afectadas sus ventas en ésta zona por la depreciación y recesión que ha presentado Argentina y Brasil.

Uno de los factores que han dado repercusiones negativas a las empresas mexicanas, adicionado a la debilidad que ha tenido el peso frente al dólar, ha sido también la depreciación de la moneda argentina frente al dólar.

Analistas económicos explican que el efecto negativo se produce al hacer la conversión de las monedas locales a dólares y pesos mexicanos, y que en estos últimos días ha dado como resultado menores ingresos para los corporativos mexicanos que se encuentran en estos países.

José Antonio Cebeira analista de Actinver comenta que: “El tener deuda e insumos en dólares también se generan mayores costos operativos y financieros para las compañías”.

De las empresas con mayor exposición en ésta zona se encuentran: Coca Cola Femsa y Arca Continental, que presentan un ingreso fijo en Sudamérica de aproximadamente entre un 47 y 31 por ciento respectivamente.

Grupo Bimbo ha generado casi un 11 por ciento de su facturación en ésta zona; en el caso de CEMEX el 13 por ciento de sus ventas son aportadas por América del Sur, Centro américa y el Caribe.

Otra empresa que se incluye en ésta lista es Mexichem, la cual ha registrado el 22 por ciento de sus ingresos en el mercado sudamericano, mientras que Rotoplas adquiere en promedio el 20 por ciento de sus ingresos en Brasil.

Finalmente América Móvil de Carlos Slim, obtiene el 26 por ciento de su facturación global, de acuerdo a los datos obtenidos de sus informes trimestrales.

En conferencia con expertos y analistas, comenta Daniel Servitje (CEO de Bimbo) que la deuda también se ha visto afectada por el encarecimiento del dólar a nivel global.

Estos cambios han estado reflejados desde el pasado 16 de diciembre cuando empezó a incrementarse el valor de la divisa y la moneda Argentina se ha depreciado un 46.6 por ciento frente al dólar; también, durante el tercer trimestre de 2015 el PIB Brasileño se contrajo 4.5 por ciento y la expectativa para finalizar el año era de una caída del 4.2 por ciento.

De acuerdo con el análisis de la encuesta semanal que reporta el Banco Central de Brasil, la economía de Sudamérica puede disminuir otro 3 por ciento y verse reflejado en el primer semestre del año, situación que es inconveniente para las firmas mexicanas que tienen operaciones con estos países; por otro lado también es un reto para concretar aperturas de mercado y darle importancia de mantener los ingresos en el mercado nacional.

José Isaac Velasco, especialista financiero de Ve por Más, informó: “se espera que este año el dólar se mantenga fuerte, ésta situación es apoyada por un reacomodo de flujos de economías emergentes y algunas avanzadas”.

El análisis financiero de las economías emergentes en América Latina realizado por el Banco Santander, expone la intranquilidad sobre el desempeño de Brasil, porque se ha generado un ambiente de incertidumbre con la caída de los precios del petróleo, pero también descarta que perdure un elevado grado de volatilidad financiera global.

 Por Diana López.

MexicoUSAItalyFrench