MexicoUSAItalyFrench

Uno de los temas más controversiales durante el Foro Económico Mundial celebrado en Davos, ha sido la importancia que tiene la tecnología financiera o “fintech” y la transformación en el mundo del dinero, y que algunos críticos han argumentado que éste posible cambio es prematuro por la dinámica constante en las funciones de los directivos bancarios, que se encuentran dominadas por cuestiones de Reformas Normativas.

Por otro lado, los banqueros afirman que el sector bancario está en una faceta más sólida desde la crisis financiera de 2008, debido a que las reservas de Capital han incrementado, los riesgos se han reducido porque se han conservado los niveles de las tasas de interés y se han optimizado las operaciones, sin embargo, no significa que los bancos no presenten riesgos latentes.

De acuerdo con lo comentado por Andrea Orcel (presidente del Banco de Inversión UBS), informa: “Tratar de obtener los correspondientes rendimientos ajustados al riesgo de los bancos,  dado el estado de la economía, la regulación, los mercados, y la transformación necesaria tanto de los modelos de negocio como de las estructuras de costos representa un reto; y la competencia está aumentando”.

El desafío competitivo es con la tecnología financiera que desea cambiar numerosos aspectos de las finanzas desde pagos administrativos, pagos generales, hasta asesoramientos de inversión y el objetivo es agilizar los movimientos de transacciones bancarias y desaparecer el papel moneda. Con un aditamento de moneda virtual, aunque actualmente se lleva a cabo en una pequeña escala, se toma en cuenta la importancia de cómo está incrementando ésta función.

El mayor interés de éste tema expuesto, es considerar si éste procedimiento estará sujeto a los controles normativos bancarios tradicionales, o si éste cambio puede generar una nueva detonación de riesgos bajo una aparente innovación que pueda adquirir mayores contingencias tanto de regulación como en los aspectos financieros.

Por Diana López

MexicoUSAItalyFrench