MexicoUSA

El documento plantea regular la subcontratación de personal con el propósito de evitar la evasión y elusión del cumplimiento de obligaciones a cargo del patrón.

Ventajas: Hasta ahora, el trabajador de outsourcing que se veía afectado por situaciones de insolvencia tenía como opción demandar sólo a esa entidad. La Reforma presenta una modificación para que el empleado pueda reclamar a las dos figuras en caso de ciertas dificultades. En otras palabras: “patrones e intermediarios serán responsables solidarios en las obligaciones contraídas con los trabajadores”.

Lo que sucede con muchas empresas de outsourcing es que ante este tipo de problemáticas simplemente desaparecen, con lo que el empleado no tiene a nadie más quien reclamar.

Desventajas: El modelo de outsourcing no está diseñado para distribuir utilidades (PTU) a los empleados; más bien representan una “estrategia fiscal” de muchas empresas para evadir ciertos aspectos. Se hubiera esperado que la reforma de ley previera que los subcontratantes pagarán utilidades, como lo hacen las compañías a las que ofrecen servicios.

En materia de la participación de los trabajadores en las utilidades de la empresa (PTU), la propuesta de reforma pretende adicionar una regla que ha de seguirse en el reparto de ese concepto, a saber:

Artículo 127. El derecho de los trabajadores a participar en el reparto de utilidades se ajustará a las normas siguientes:

(…)

IV Bis. Los trabajadores del establecimiento de una empresa forman parte de ella para efectos de la participación de los trabajadores en las utilidades.

De una interpretación extensiva se puede observar que pretende que el contratante o beneficiario del servicio, pague la PTU a quienes se encuentren en su establecimiento, con el propósito de evitar la evasión y elusión del cumplimiento de las obligaciones a cargo del patrón, entre ellas, los abusos, fraudes, y simulaciones en perjuicio de los trabajadores.

De ser ésa la interpretación adecuada, surgirían las siguientes interrogantes en materia fiscal:

¿Existirían dos patrones?
¿Quién tendría que efectuar la retención correspondiente en materia del ISR?
¿La PTU la pagarían ambos (outsourcing y el contratante)?, y, en su caso, ¿cuál sería su tratamiento fiscal?
El Senado de la República aprobó en lo general la reforma en materia laboral, pero con ciertos cambios, remitiéndola nuevamente a la Cámara de Diputados, quien podrá aprobar o rechazar la propuesta. Se espera que se observe esta problemática y se brinde mayor certeza en cuanto a la PTU por las implicaciones que en materia tributaria pudiera traer consigo.

MexicoUSA